El píxel en impresión digital

pixel

La palabra píxel, proviene del acrónimo de las palabras en ingles picture y element y hace referencia a cada uno de los puntos que componen una imagen gráfica, es decir, aquella que vemos en la pantalla de un ordenador, cámara o móvil. Estas imágenes están compuestas por millones de píxeles colocados en filas y columnas, están tan juntos que son los que nos dan la visión global de la imagen. Si con nuestro ordenador acercamos lo más posible la imagen podremos visualizar estos píxeles.

 

El concepto de píxel en impresión nos lleva al de resolución de una imagen, se expresa en ppp o píxel por pulgada, y son los píxeles por unidad de longitud o la densidad de puntos en una imagen impresa. La resolución define la cantidad de píxeles que contiene una imagen y la dimensión de estos píxeles expresa de qué forma se reparten en el espacio. La resolución es la relación entre las dimensiones digitales, que serian los píxeles,  y las físicas, las que tendrá la imagen una vez impresa.

Estos dos conceptos pueden parecernos similares, pero no lo son, si están relacionados pero no son lo mismo. Para ver la distinción vamos a poner un ejemplo, pongamos dos imágenes:

Imagen 1: 500 píxeles y una resolución de 300 ppp

Imagen 2: 500 píxeles y una resolución de 72 ppp

Ambas tienen el mismo número de píxeles, pero sin embargo, en la primera imagen su resolución es muy alta, por lo tanto el resultado a la hora de imprimir siempre será mucho mejor que por ejemplo en la imagen dos donde la resolución es muy baja y el resultado será muy pobre.

 

En impresión digital el concepto de píxel es muy importante puesto que en función del número de píxeles que tenga la imagen el resultado final variará. Si la imagen tiene muy pocos píxeles, la resolución de la imagen será muy escasa y por tanto el resultado final será malo, mientras que cuando mayor sea el número de estos pequeños puntos que conforman las imágenes mayor será la resolución y mejor el resultado que se puede obtener con la impresión, la imagen será más parecida a la que vemos en la pantalla del ordenador por ejemplo.

Para obtener el tamaño óptimo de impresión en función del número de pixeles de una imagen y de su resolución podemos aplicar la siguiente fórmula:

Tamaño de impresión= Número de píxeles/ Resolución (ppp)

Gracias a esta fórmula podremos definir cuál será el tamaño óptimo de impresión, por lo que si el resultado se queda corto tendremos que optar por elegir otra imagen que se adapte mejor al tamaño deseado.

 

Desde Cízero Digital os aconsejamos que si queréis obtener un buen resultado, las imágenes que queráis imprimir deben tener como mínimo 300 ppp. Esta es una recomendación para obtener un resultado óptimo con un mínimo, pero si la imagen tiene más ppp mejor. El único inconveniente de una imagen que tiene una alta resolución es el espacio que ocupa en el disco duro de nuestro ordenador.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *