La tipografía dice mucho de tu empresa

tipografía corporeas

La tipografía es el elemento principal de la comunicación escrita y se trata de un componente esencial para lograr la diferenciación de una empresa. La selección y utilización adecuada de la tipografía juega un papel fundamental y diferenciador de los productos y servicios que la empresa va a ofrecer.

Existen varias categorías de familias de fuentes en función de sus características:

  • Las fuentes Serif, se distinguen por los cortos y pronunciados remates que presentan las astas de sus letras. Este tipo de letras aportan un valor más clásico y elegante a las marcas.
  • Las fuentes Sans Serif,es la contraposición de la fuente serifa, a diferencia de la anterior la fuente sin serifa no presentan remates. Este tipo de letra es utilizada para aquellas marcas que quieren dar una imagen de modernidad y de diseño.
  • Las fuentes Slab Serif, se caracteriza por la poca diferencia entre las líneas gruesas y finas, los remates suelen ser tan gruesos como las propias líneas verticales y no suelen tener soporte. Son utilizadas cuando se quiere transmitir un concepto clásico pero a la vez se quiere dar una imagen de fuerza.
  • Las fuentes manuscritas, se trataría de aquellos tipos de letras que recuerdan a las escritas a mano. Se usan cuando la empresa quiere transmitir mucha personalidad, y se pueden utilizar para asociarlas a conceptos como elegancia, modernidad, o vintage.
  • Las fuentes decorativas son mucho más complejas que las anteriores y se emplean para logotipos de marcas en los que va a generar una imagen muy visual.
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *